top of page
  • Writer's pictureKempton Asset Blog

Superpeso, Bolsa y elecciones 2024: qué esperar de la incertidumbre democrática



Estamos prácticamente a un mes de que inicie formalmente el proceso electoral federal de 2024, con el que se renovará la presidencia de la República y el Congreso en México en las elecciones del próximo 2 de junio. El proceso, que aún sin iniciar formalmente y ya se antoja intenso, coincidirá con las elecciones de Estados Unidos que se celebrarán el 5 de noviembre.

Esto, para los mercados, naturalmente se traducirá en un periodo de incertidumbre y volatilidad, donde las expectativas de los inversionistas se empiezan a ajustar a lo que podría venir en las nuevas administraciones.


Resultaría prácticamente imposible predecir con exactitud el comportamiento de los mercados, donde la incertidumbre democrática se abona a los entornos complejos como el que vivimos ahora, de políticas monetarias restrictivas que han producido un enfriamiento económico a nivel global, aunado conflictos geopolíticos que ejercen presiones inflacionarias, y eventos sorpresa.

Sin embargo, la incertidumbre de cada seis años podría verse reflejada en el llamado “Superpeso”. En una charla que sostuve con José Ramón de la Rosa Flores, subdirector de Economía en Grupo Financiero Actinver, comentó que si uno toma en cuenta las expectativas de las elecciones presidenciales en México desde el 2000 hasta el 2018, el tipo de cambio tendía a depreciarse alrededor de un 7% tres meses antes del día de las elecciones. Vale la pena resaltar que hasta el 2018, los comicios se realizaron a inicios de julio, pero en este 2024 se realizarán, por primera vez, en junio a raíz de un cambio legislativo.


“Por ahí de febrero o marzo podrías empezar a ver que el tipo de cambio se te presiona 7%, luego, un mes antes del día de elección, tiende a corregirse y desaparece esta incertidumbre que hubo. Esto es algo que estaríamos esperando, que si cierra 2023 en 17.80, esperamos que se suba a 19.50 y luego tener un ajuste hacia los 19 pesos por dólar al cierre del 2024”, dijo durante la entrevista.

Al echar un vistazo a los datos históricos en Investing.com efectivamente se puede apreciar que el peso mexicano ha registrado una depreciaciones mensual durante abril a junio de los años electorales, a excepción del 2012, cuando las pérdidas mensuales se ciñeron al bimestre de mayo y junio. En el 2006, en contraste, el periodo de depreciación mensual se extendió desde febrero hasta junio, apreciándose nuevamente en julio.



USD/MXN Investing.com

USD/MXN Investing.com


Lo que ocurra pasando las elecciones con el tipo de cambio dependerá de los mensajes que la candidatura ganadora de la presidencia lance a los mercados y a los inversionistas.


Durante una conferencia de prensa que cubrimos en Investing.com México, la directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, hizo énfasis en que los mercados “escuchan atentamente” a la candidatura ganadora y reaccionan acorde.


El escenario más favorable para la divisa nacional, visto desde la paridad cambiaria, es que la persona ganadora se muestre a favor del libre mercado y el comercio internacional, aprovechando las oportunidades del nearshoring, que ha sido uno de los principales elementos que han dado impulso al peso mexicano.


“Pudiéramos ver niveles de 15.80 por dólar, después de las elecciones siempre y cuando no quede en un mismo partido la presidencia y con la mayoría en el Congreso porque ya no habría contrapesos y puede hacer cambios en la Constitución”, explicó la experta.


El analista de Actinver coincide en esta posibilidad, pero advierte que, antes de ver un repunte, se tendrá un entorno de volatilidad con tendencia a la depreciación del peso mexicano. Después, las posiciones continuarán ajustándose a las expectativas generadas por el nuevo gobernante y la evolución de factores como las políticas monetarias del Banco de México y la Reserva Federal.

Aún así, no se pueden descartar sorpresas rumbo a las elecciones. Los analistas de Citibanamex hacen notar en un reporte que los 12 meses previos de estos mismos años electorales, el tipo de cambio ha mantenido un desempeño constante al alza, periodos en los cuales la moneda local se ha depreciado en promedio 9%.


En 2023 se perfila a la ruptura de esta tendencia pues, en lo que va del año, el peso mexicano se ha apreciado más de un 12%. En Actinver, como ya mencioné, predicen que el tipo de cambio cerrará en 17.80 este 2024; en Banco Base predicen que concluirá en 17.90 mientras que en Citibanamex ofrecen un rango de entre 17.70 y 17.90, lo que implicaría una apreciación del peso de, al menos, un 8% este año.



USD/MXN Citibanamex

USD/MXN Citibanamex

Fuente: Citibanamex


¿Qué esperar de la Bolsa?


La influencia de los procesos electorales en el mercado de valores local y su índice de referencia, el S&P/BMV IPC, quizás podría ser menos predecible, sin embargo, los analistas de Citibanamex se dieron a la tarea de buscar algún patrón que pudiera dar un poco de luz ante un futuro incierto.

“Podemos mencionar que, en los años electorales de 1993, 1999, 2005 y 2011, el saldo que presentó el mercado accionario local en los 12 meses previos a las elecciones fue favorable con un rendimiento promedio del 21%, tendencia que se rompió en el último año electoral (2018) cuando la Bolsa Mexicana de Valores retrocedió 4%”, señalaron en un reporte.


Los estrategas reconocen que estas estadísticas no garantizan un patrón similar en los próximos 12 meses, pero sí marcan una tendencia que podría estar en línea con la expectativa de los analistas de que el S&P/BMV IPC alcanzará las 60,000 unidades a mediados del próximo año.


"Podría ser conveniente comenzar a capitalizar tasas de interés, las cuales están llegando a su techo, y considerar una estrategia patrimonial en instrumentos ligados al tipo de cambio”, señalaron.


Quizás aún parezca muy pronto el adelantar escenarios sobre uno de los momentos de la vida democrática que genera mayor incertidumbre en múltiples esferas, incluyendo la financiera. Sin embargo, valdría la pena tomar en cuenta las tendencias y comportamientos pasados para darnos una idea de qué podemos esperar en el futuro... o advertir comportamientos atípicos que puedan darnos un par de sorpresas pues nada de lo expuesto aquí es un oráculo.



IPC Citibanamex

IPC Citibanamex

Comments


bottom of page